Cómo preparar limonada helada

Cómo preparar limonada helada

Una bebida perfecta para calmar la sed, ya que generalmente, el agua simple, por muy fría que esté, no calma la sed como lo hace una sabrosa limonada. Pero si la servimos bien fría, la volvemos especial. Además de refrescar, disfrutamos una delicia de bebida sin gastar dinero comprando un refresco. En cambio, para hacer una bebida tan sabrosa, necesitaremos los siguientes ingredientes:

Estos son los ingredientes que necesitamos:

5 a 10 cubitos de hielo por cada vaso de 300 ml, el zumo de 1 limón o lima verde, 3 cucharadas de azúcar blanca. Si se usa jarabe de goma, aplicar ¼ de taza por cada vaso a preparar, 2 cucharadas de granadina, miel o melaza, 3 hojas de yerbabuena triturada, 2 cucharadas de licor de limón, anisado o ron blanco, y 1 vaso de agua (200 ml).

Cómo preparar limonada helada

Procedimiento

Primero vamos a batir el zumo de limón con todo el azúcar o el endulzante que seleccionemos. Para lograr una mezcla perfecta, lo vamos agregando muy despacio durante el vasito del zumo y el agua. Esto va a formar una bebida concentrada. Enseguida, le vamos a depositar los cubitos de hielo y encendemos nuevamente la licuadora. Esto se hace mejor de dos en dos, con el fin de no forzar la licuadora y evitar que se derritan del todo. Se obtiene una especie de helado granizado espeso o ligeramente cremoso. A continuación, se sirve en la limonada helada en cada vaso. Pasamos a la congelación nuevamente, lo dejamos en el freezer durante unos 10 a 15 minutos para que el hielo solidifique nuevamente. Ahora, sacamos cada vaso que haya endurecido el contenido y procedemos a aderezarlo.

Una vez en los vasos, toca decorar y dar el toque final que lo haga especial. Comenzamos por echarle el jarabe de goma o granadina en cada uno, girando el vaso lentamente para que el líquido penetre entre el hielo granizado y se consigue una decoración al vaso. Trituramos las hojas de yerbabuena (ingrediente opcional). Por último, agregamos el licor y dejamos macerar aparte, donde más nadie lo encuentre hasta que sea el momento de servir. Llenamos el vaso justo y lo ponemos en el centro del hielo. Se abrirá un pequeño agujero en la superficie. Se le coloca una pajilla para remover al gusto mientras se toma.

Cómo preparar limonada helada

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − dieciseis =