¿Cómo hacer una exfoliación casera?

¿Cómo hacer una exfoliación casera?
Valor este articulo

¿Cómo hacer una exfoliación casera?

La exfoliación es el proceso de eliminación natural de células muertas o impurezas en la piel. También conocida como el proceso de renovación celular, el cual es recomendado especialmente para el área facial. Se puede hacer una exfoliación casera sin tener que ir a un centro de belleza.

Es por esto que el avance en la medicina enfocada al cuidado de nuestra piel, ha desarrollado diversos productos enfocados en el proceso de exfoliación. Los más conocidos son aquellos especialmente creados para la protección, hidratación, tonificación y rejuvenecimiento de la piel.

exfoliar

Opta por los componentes naturales

Productos que a pesar de que tienen como objetivo principal el cuidado de la piel, podrían agravar alguna condición especial que padezca alguno de sus compradores. Es que éstos, aunque están elaborados con diversas sustancias naturales, la mayoría tienen un alto porcentaje de sustancias químicas. Las cuales restamos importancia de su efecto sobre nuestra piel. Especialmente al realizar un proceso de exfoliación.

Razón por la cual muchos han optado por el uso de ingredientes naturales, los cuales cuentan en su mayoría con los elementos necesarios para lograr esa exfoliación completa que tanto deseamos.

Entre estos elementos se encuentran la Vitamina C y el ácido cítrico. Los cuales contribuyen con la cicatrización y eliminación de células muertas ambos incluidos en el jugo de limón. El cual acompañaremos con sal, que posee propiedades antisépticas y además de su alto contenido mineral. Aumenta el proceso de cicatrización y absorbe las impurezas o toxinas de la piel.

skincare-1461395_960_720

Proceso de exfoliación

El tan sólo uso de un limón y una cucharadita de sal, serán suficientes para lograr una exfoliación del mismo nivel que cualquier producto de belleza del mercado. Para su aplicación, sólo deberás cortar a la mitad el limón. Luego exprimir todo el jugo de una de las dos mitades y aplicar sobre la misma, una cucharada de sal.

Mientras que, con la otra mitad, agregaras sólo unas gotas del jugo de limón sobre la sal. Sin dejar que se escurra el jugo, para así evitar que caiga en zonas delicadas, al momento de aplicar el proceso de exfoliación.

young-110174_960_720

Ya con tu mitad de limón lista, sólo tendrás que escoger donde aplicarla. Haciendo énfasis en zonas mayormente afectadas por las impurezas, como el rostro, en el área de la frente, la barbilla y nariz. Frotando el limón de manera circular sobre esas zonas, durante 10 minutos máximo, para así evitar irritaciones. Al igual que como lo recomiendan muchos productos de belleza, será mejor que una vez culminado tu propio proceso de exfoliación evites el sol.



Articulos populares

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 14 =