¿Cómo tranquilizarte en momentos de ira?

Todos hemos tenido un momento en el que no aguantamos a alguien (o no soportamos una situación) y lo que queremos es explotar e “irnos a las armas”.  Como aquella cena familiar en la que un tío decide hacer un comentario gracioso sobre lo fácil que es tu carrera o trabajo, y tú solo deseas exterminarlo. Obviamente, no podrás golpear a tu tío contra la mesa como inicialmente quisieras, pero lo que sí puedes hacer es distraer tu mente del hecho y así tranquilizarte en momentos de ira.

Cómo tranquilizarte en momentos de ira 3

Identifica la causa para poder llegar a una solución

Para poder afrontar tu situación, lo primero que debes hacer es identificar qué es lo que te hizo molestar. ¿Fue el comentario realmente, o existe una razón más profunda que te hace sentir ira?

Sea cual sea la razón, una vez identificada puedes tratar de tranquilizarte en momentos de ira. Por ejemplo, en el caso de que fuese un tema de conversación o algo referente a un tema, cambiarlo quizás es la mejor solución. Propón un tema de conversación que se aleje de opiniones o ideas que sean sensibles para ti.

Cómo tranquilizarte en momentos de ira 1

Cuando no es el comentario, sino la persona que lo emite

A lo mejor el problema trasciende, y es más acerca de la personalidad de alguien que de lo que dice realmente. En ese caso, alejarse amablemente o hablar de temas un poco más banales en donde la persona no pueda exponer ese elemento que te irrita podrían ayudarte.

También está la opción de entender que todos somos humanos que cometen errores. Vernos como seres distintos y con distintas creencias puede hacerte ver a esa persona como alguien que necesita tu ayuda como un igual, y no alguien que necesita ayuda psiquiátrica (como uno podría pensar).

Cómo tranquilizarte en momentos de ira 2

Distraer la mente del momento es la herramienta más efectiva tranquilizarte en momentos de ira (y la más rápida). Escuchar tu canción favorita, leer un libro, e incluso banalizar el hecho con chistes e ideas graciosas en tu mente pueden ser clave para evadir un hecho que te dejó un mal sabor en la boca.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cuatro =