Cómo preparar una vinagreta de berenjena

Cómo preparar una vinagreta de berenjena

Además de los platos de comida que sirven como entrada o postre, están los llamados aperitivos. Son esas comidas simples que se sirven en pequeñas porciones para abrir el apetito antes de la comida principal. En algunas ocasiones, también sirven para ofrecerse como picadillos o también llamados pasapalos, en festividades y reuniones familiares.

De hecho, es usual gastar en pasapalos ya listos para evitar la preparación exhaustiva de los mismos en plena fiesta o reunión. Ahorrándonos un buen tiempo que podemos disfrutar con una buena conversación.

Incluso, nos tomamos el tiempo de buscar diversos ingredientes que sirvan para la preparación de un aperitivo más original y que atraiga la atención de nuestros invitados.

Pasos para hacer la vinagreta

Pero esta vez, sólo necesitarás de berenjena, cebolla, ajo y vinagre de vino, para preparar una exquisita vinagreta de berenjena. Aperitivo que dejará encantada a la visita. Además puedes preparar para añadir a cualquier plato fuerte.

Primero, tendrás que cortar en julianas la berenjena y la cebolla. Mientras que el ajo lo picarás de forma regular en pequeños trozos. Todo esto lo pondrás a sofreír con aceite durante un minuto o poco más.

Dejas reposar por un par de minutos y colocas tu preparación en un bold de cocina o envase de vidrio, con la intención de que abarque sino todo, una buena parte del recipiente. Pues, por último, añadirás vinagre de vino y taparás el recipiente para llevarlo a la nevera.

Después de unos minutos en refrigeración estará listo para servir. Pero la recomendación es que lo prepares un día antes de la llegada de tu visita o evento, así los sabores de la berenjena y la cebolla se enriquecerán del vinagre y el sabor de tu vinagreta llegará a su mejor punto.

Cómo preparar una vinagreta de berenjena

Otra manera de hacerla más elaborada

Otra forma de preparación aún más elaborada es dejar las berenjenas en agua con sal durante una hora antes de sofreírla con el resto de ingredientes. De esta forma la condicionas a la absorción de sabores durante todo el transcurso de su preparación. Algunos prefieren iniciar su vinagreta con la berenjena ya cocinada, aunque no se recomienda que sea por mucho tiempo.

Ahora ya cuentas con una idea gastronómica fácil y rápida de preparar, que servirá como un rico aperitivo por sí solo y que además hace perfecto acompañante del pan tostado y galletas, para servir como pasapalo en una fiesta, o simplemente puedes añadirla como contorno a cualquiera de tus platos principales.

Cómo preparar una vinagreta de berenjena

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − seis =