Cómo preparar el químico limpiador

Cómo preparar el químico limpiador
Valor este articulo

Cómo preparar el químico limpiador

Una de las aplicaciones de la química en el hogar, es la creación de productos de limpieza. Estos, aunque se venden en todos los supermercados y abastos, son de libre comercialización. Aunque, regularmente contienen químicos peligrosos, entre los más usados, un limpiador de baños y desinfectantes. Que luego se usará para la higiene de los pisos, las ventanas y las instalaciones del baño, dependiendo de la configuración que se emplee en su preparación.

También sirve para mantener impecable la cocina. Pero estos productos no se recomienda utilizarlos en puro, es decir, directamente del frasco que se compra. Es mejor saber cómo preparar el químico limpiador para hacer la limpieza del hogar sin provocar daños en la piel, problemas respiratorios o desperdiciar mucho del producto en un solo trabajo. Este es el procedimiento según el área de la casa que necesitemos higienizar, esto se deduce la medida usando la tapa del frasco o una disposición estándar que alcanza a contener unos 30 ml. Se recomienda utilizar vinagre para neutralizar o disminuir la aceleración que se produce al mezclar químicos en agua. Minimizar el riesgo de sufrir una quemadura química, entrar en un episodio de asfixia. También de causar daños a las superficies que se vayan a limpiar.

Para preparar el químico limpiador para las recamaras, se necesita una concentración más baja. Así evitamos acumulación de olores fuertes en el cuarto o dormitorio, usamos 1 medida de desinfectante puro por cada litro de agua y a esto, le añadimos 1 medida de cloro doméstico.

Cómo preparar el químico limpiador

Para higienizar el baño

Para limpiar los baños y sus baldosas, azulejos y accesorios, aquí te explicamos cómo preparar el químico limpiador de la mejor forma: mezclamos en una cubeta limpia, 1 tapa por cada 2 litros de agua. A esto, le agregamos también una tapa de vinagre blanco de cocina y 1 medida de cloro de limpieza (hipoclorito de sodio). Debemos retirarnos por precaución, mientras ocurre la reacción química, cuidándonos de los efectos adversos, como la asfixia. Luego, batiremos hasta que haga espuma. Se aplica solo usando guantes de látex para proteger las manos. Con ayuda de una esponja o trapeador, para las zonas más difíciles, usar la mopa o el lampazo.

Para la cocina, áreas comunes y la sala de estar

Si no se va a utilizar limpiador de hornos o desengrasante, lo mejor es que sepamos cómo preparar el químico limpiador. Se colocan 3 medidas del producto por cada litro de agua. Debe ser más fuerte la concentración para poder acabar con la grasa pegada. Añadimos a esto ½ taza de detergente de ropa o multiusos. Mezclamos hasta que haga espuma, añadimos 1 medida de vinagre blanco y esperamos que disipe. Mezclamos levemente y usamos.

Cómo preparar el químico limpiador

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + dos =