Cómo pintar una ventana

Las ventanas están expuestas a las diferentes condiciones del ambiente, por lo que no es de extrañar que con el tiempo ellas vayan perdiendo su color o se vuelvan más opacas. Las ventas de manera son más susceptibles a perder el color, pero esto no quiere decir que no se pueda solventar el problema.

Pintar una ventana puede parecer una tarea complicada, pero lo cierto es que puede ser muy sencillo poder recuperar las ventanas, a menos que estas tengan un diseño especial, en tal caso, se debe buscar formas ingeniosas de pintar sin causar daño en la estructura.

Cómo pintar una ventana

Desmontar la ventana

Se debe buscar que la ventana este en una posición donde no se pueda mover, por lo que se aconseja sacarla del marco, o en caso de no poderlo hacer, se recomienda mantenerla con una pequeña cuña o con algún artefacto que la mantenga inmóvil.

Cómo pintar una ventana

Antes de comenzar a pintar una ventana, se debe cubrir con cinta para pintar los vidrios de la ventana, la manilla, en caso que la tenga y todos los espacios que no desean ser pintados por la persona.

Es necesario cubrir con papel o plástico el espacio donde se llevara a cabo el proceso de pintado

Comenzar a pintar

Cuando se haya logrado aislar todo lo posible los espacios que no desean ser pintados, la persona puede comenzar a pintar una ventana. La persona puede pintar del color que lo desee, siempre que la pintura sea especial para el material de la ventana, ya que no todas las pinturas sirven igual.

Cómo pintar una ventana

Para pintar se necesita brochas especiales, es decir, brochas que no sean muy grandes y que al mismo tiempo puedan cubrir la superficie de madera u otro material de la ventana. Se pueden utilizar rociadores, siempre que estos sean pensados para espacios angostos.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × cinco =