Cómo pintar tu cabello usando violeta de genciana

Cómo pintar tu cabello usando violeta de genciana

Los cabellos de colores fantasía son tendencia desde hace algún tiempo, y no dan visos de querer irse a ningún lado. Cada vez son más vistas las melenas rosadas, verdes, azules, fucsias y violetas. Sin embargo, encontrar el tinte puede ser una aventura con todas las letras porque no son tan comunes (o tan baratos) como los otros colores. Tranquila, puedes obtener un bonito todo morado usando violeta de genciana.

Sin embargo, hay opciones accesibles a todos, presentes en todas las farmacias, al alcance de todos los bolsillos. La primera opción es el azul de metileno, que puede resecar tu cabello. De manera que debes aplicarlo con cuidado y combinarlo con tratamientos de hidratación. La segunda opción es la violeta de genciana. A continuación te mostraremos cómo se usa.

gentian-238916_960_720

Primer paso: Decolorar

La mejor opción para tener tu melena violeta es aplicar violeta de genciana. Puedes conseguir esta sustancia, también llamada violeta de metilo en cualquier farmacia. Puesto que sus usos incluyen medición de pH, fungicida y antibiótico. El uso que nos concierne es tónico capilar (para potenciar su crecimiento) y tinte.

Para poder aplicar violeta de genciana y teñir tu cabello de morado, necesitas decolorarlo primero hasta un amarillo muy pálido. Si es amarillo brillante el color no se fijará bien.

hair-1744959_960_720

Aplicar la violeta de genciana

Una vez que tu cabello esté decolorado, mezcla un baño de crema y enjuague con unas gotas de violeta de genciana. La cantidad dependerá de la intensidad del color que quieras obtener. Usa el baño de crema necesario para cubrir todo el cabello cómo si se tratara de un tinte.

Aplica generosamente la crema en tu cabello y deja actuar una hora. Es mucho mejor si tienes el día libre y puedes dejar la crema en tu cabello durante más tiempo. De manera que este absorba el color de la violeta de genciana y aproveches las propiedades hidratantes de la crema y el enjuague.

colorimetry-1119826_960_720

Aclara tu cabello con agua fría y retira el baño de crema mezclado con la violeta de genciana. Mantén tu cabeza bajo el chorro hasta que el agua con la que aclaras tu cabello sea incolora. Seca con una toalla suave, dando golpecitos y sin frotar. Usa una toalla vieja, pues pueden quedar residuos que la manchen.

Listo, ya eres toda una sirena de cabello morado y con una técnica que dejará tu cabello hidratado.

Un comentario

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × uno =