Cómo pagar mi tarjeta de crédito a tiempo

Cómo pagar mi tarjeta de crédito a tiempo

La tarjeta de crédito es una aliada que a todos nos gustaría mantener así, como aliada. El hecho de que el banco nos otorgue una tarjeta con un monto de respaldo es algo de lo que hay que estar consciente siempre que se utilice este método de pago.

Una tarjeta de crédito te permite tomar prestado dinero del banco, el cual debe ser cancelado en un espacio determinado de tiempo. El gran dilema para muchas personas que tienen esto a su favor es cómo pagar sin descuidar las cuentas y sin ahogarnos en una deuda mortal que nos representaría un desastre financiero. En esta nota se explicará con calma cómo puedes pagar tu tarjeta de crédito sin caer en una crisis financiera.

Cómo pagar mi tarjeta de crédito a tiempo 3

No te limites a pagar el monto mínimo

Hay una ley que debes cumplir siempre en lo referente a pagar las tarjetas de crédito: siempre se debe pagar el monto mínimo que te establece el banco. Si no lo haces, esto manchará tu historial crediticio y te restará credibilidad frente al ente bancario.

Pero esto no significa que debas conformarte con este pago, ya que lo ideal es tener tus deudas en un monto igual a cero. Esto es sumamente importante, en especial si tienes más de una tarjeta de crédito.

 

¿Qué hacer exactamente?

Vas a establecer un monto de tu presupuesto mensual que será destinado exclusivamente a los pagos de tarjetas de crédito. Este monto debe superar la suma de los montos mínimos de todas tus tarjetas. Luego pagarás todos los montos mínimos y agregarás el sobrante a la tarjeta con mayor interés que tengas, y repetirás este proceso hasta finalizar la deuda.

Cómo pagar mi tarjeta de crédito a tiempo 2

 

En tres o cuatro meses tendrás saldadas las deudas de las tarjetas de crédito.  Repite siempre este método para cancelar todas las tarjetas. Establece un monto para pagos y paga el mínimo de todas las tarjetas. El sobrante lo sumas a la que tenga mayor interés. Este sistema te ahorrará mucho dinero en pagos de tarjetas y contribuirá a controlar tus finanzas personales.

Finalmente, establece que solo usarás las tarjetas de crédito en casos de emergencias. Esto incluye: compra de medicinas en situaciones de urgencia, pago de reparaciones no previstas, etc. Déjalas en tu casa y no las lleves contigo todos los días. De ese modo evitarás la tentación de usarlas con frecuencia, y no contribuirás a mantener una deuda con el banco.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − 8 =