Cómo hacer mousse de parchita

Mousse de parchita

Este es quizás uno de los postres más conocidos con respecto al uso de cítricos para preparaciones dulces. La verdad la parchita, o también conocida en muchos países como maracucha da para muchas preparaciones, tanto dulces, como incluso tragos. Es solo cuestión de decidir para que lo requieres.

Esta receta tiene muchas modalidades y depende de quién lo prepara, lo hará siempre de manera diferente a su propio estilo. Pero, el protagonista será el mismo, la parchita que es la que debe sobresalir.

Esta receta es de un postre realmente rápido y fácil de preparar, que lleva pocos ingredientes y realmente es de un gasto mínimo a nivel monetario, para poder consentir tanto al estómago, como al paladar más seguido.

Este postre tiene este nombre por la consistencia esponjosa que adquiere el mismo una vez ha sido preparado. Existen muchos tipos de mousse, pero definitivamente el de parchita o maracucha es uno de los favoritos por excelencia por muchas personas.

Es de esos dulces que tienen la combinación perfecta entre lo dulce y lo ácido. Hace que ambos, se integren de manera ideal sin tener que hacer que ninguno de los dos se haga notar más que el otro y eso solo lo logran unas manos dedicadas a estas preparaciones, casi que de manera automática.

La parchita o maracuyá es una fruta cítrica de origen tropical, lo que quiere decir que se da muy bien en los países caribeños con condiciones climáticas buenas. Incluso, una de sus propiedades al beber como jugo, son sus propiedades antioxidantes. Tiene vitamina C y protege de forma eficaz contra la degeneración de las células cerebrales.

Ingredientes

  1. 2 tazas ½ de jugo de parchita o maracucha.
  2. Las semillas de la parchita resérvalas para decorar.
  3. 200 gramos de crema de leche.
  4. 6 claras de huevo.
  5. 1 taza de azúcar.
  6. 1 taza de agua.
  7. 4 cucharadas de gelatina sin sabor.

Mousse de parchita

Preparación

Lo primero que debes hacer es batir las claras de huevo a punto de nieve, hasta que estas estén bien duras. Aparte, se prepara el almíbar a punto con agua y azúcar, y se mezcla con las claras. En este punto, se comienza a batir mientras se le coloca el jugo de parchita. Posteriormente, se agrega la gelatina y la crema de leche disuelta en un poco de agua caliente.

Bate bien hasta que sea una mezcla homogénea, luego vierte en un molde previamente acaramelada y deja enfriar en el refrigerador por un mínimo de tres horas hasta que el cuaje.

Mousse de parchita

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cinco =