Cómo hacer mantequilla de maní en casa

Cómo hacer mantequilla de maní en casa

La textura de la mantequilla de maní es única. Cremosa, un poco pegajosa, salada y densa… pegada al paladar y a las muelas, es un agregado cargado de sabor que mejora toda tu comida. En serio, toda, puedes agregar mantequilla de maní en forma de salsa a un pollo y te aseguramos que no te arrepentirás.

Si algo nos aleja un poco de la mantequilla de maní y el amor que sentimos por ella, es su precio. Es tan deliciosa que dura muy poco, igual que el dinero en nuestros bolsillos cuando decimos “ya vengo, ¡voy a comprar mantequilla de maní!”. Por suerte, podemos hacerla en casa, y no creerás lo fácil que es.

peanut-butter-350099_960_720

Ingredientes para la mantequilla de maní

El maní, el procesador de alimentos y tus antojos son mejores amigos. Para preparar este manjar de los dioses en casa necesitarás maní, aceite de coco y sal marina. En la cocina vas a requerir de un procesador de alimentos o licuadora potente.

Procedimiento

Para empezar, debes cuidar que las hojillas de tu procesador de alimento estén afiladas y que el motor del aparato funcione a la perfección. Si estas condiciones no se cumplen, podrías dañar tu procesador de alimentos y jamás podrías preparar mantequilla de maní. Dicho esto, manos a la obra.

peanut-butter-684021_960_720

Pela tu maní (de preferencia, empieza con 300 gramos) y colócalo dentro del procesador de alimentos. El maní debe ser preferiblemente sin sal, completamente natural. También puedes comprarlo pelado para ahorrar el paso más tedioso. Si deseas puedes tostarlo un poco antes de procesar para darle otro sabor más potente.

Presiona el botón durante dos segundos. Aún no parece mantequilla de maní, calma. Pasa una cuchara por los bordes y vuelve a activar el procesador otros dos minutos. Repite el raspado con cuchara, agrega una cucharada de aceite de coco y vuelve a procesar.

Ahora sí debería de verse un poco como mantequilla de maní, pero aún tiene pedazos enteros de maní y grumos. No temas: una pizca de sal marina y dos minutos más en el procesador suavizaran la mezcla y obtendrás la mantequilla de maní perfecta.

Cómo hacer mantequilla de maní casera

Opcionalmente puedes agregar una cucharada de miel para darle un toque dulce, que combinado con lo salado resulta exquisito. Si haces esto, agrega una cucharadita pequeña de aceite de coco. En el caso que sientas que requiere un poco más puedes añadirlo o incluso un poco más de miel.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 15 =