Cómo limpiar correctamente los zapatos

Cómo limpiar correctamente los zapatos

La limpieza correcta de los zapatos puede resultar un dolor de cabeza si no se hace de la mejor manera. Por ello, en este artículo queremos explicarte, paso a paso, cómo limpiar correctamente los zapatos. ¡Descúbrelo en las próximas líneas!

football-1207235_960_720

La limpieza de acuerdo al material

A la hora de limpiar tus zapatos debes tener claro cuál es el material de cada uno de ellos. Esto se debe a que cada material actúa de una forma diferente ante la suciedad, por ello, es necesario que toques y determines de qué están hechos tus pares de zapatos.

En el caso más común, los zapatos de cuero, debes tener especial cuidado con productos que sean exageradamente fuertes. La razón principal del argumento anterior se debe a que el cuero puede arrugarse y, finalmente, caerse a través de capas.

Para limpiar correctamente zapatos de cuero necesitarás dos materiales: agua tibia y un paño. Estos instrumentos te ayudarán a eliminar todo rastro de suciedad que haya sobre tus delicados zapatos. Ahora, lo importante es devolverle el brillo clásico que los caracteriza.

boot-250012_960_720

Brindar el brillo necesario

Si observas que tus zapatos quedaron opacos, tranquilo, únicamente tendrás que dirigirte a un supermercado o zapatería y adquirir cera o aceite especialmente diseñado para zapatos de cuero. Lee detenidamente las instrucciones del producto y aplica una pequeña cantidad sobre los mismos. ¡Listo! Tus zapatos de cuero vuelven a tener brillo.

En el caso de los zapatos de tela es de vital importancia que utilices un jabón que no sea demasiado fuerte, ya que podría debilitar la tela. Puedes utilizar el mismo producto que usas para limpiar tus prendas de ropa delicadas, como la lencería o los vestidos. Mezcla el producto con un poco de agua fría, haz espuma y limpia suavemente tus zapatos frotándolos con tus manos.

Para evitar que tus zapatos de tela se dañen deberás esperar, muy pacientemente, que el par se seque con la luz solar.

shoes-2290323_960_720

La tela tarda mucho más que el cuero en secar, por ello, evita colocarlos en una zona húmeda, lo ideal es que los ubiques cerca de una ventana o en el jardín de tu casa.

En el caso de los zapatos de gamuza debes tener especial cuidado a la hora de asearlos. Para lograr unos zapatos de apariencia casi nueva, busca un cepillo suave y agua caliente. Luego, sumerge el cepillo en el agua y, con suaves movimientos circulares, limpia cada una de las partes en las que tu zapato tenga suciedades.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + 18 =