Cómo decorar una sala con paredes negras

Cómo decorar una sala con paredes negras
Valor este articulo

Cómo decorar una sala con paredes negras

El color negro puede ser visto por algunos como un color lúgubre o que es utilizado solo cuando se tienen sentimientos oscuros. Lo cierto, es que este color se ha convertido en un símbolo de lujo y sofisticación. Por ello, se ha vuelto tendencia en decoraciones de espacios interiores.

El problema con el color, es que se debe saber decorar una sala con paredes negras. La decoración de espacios pintados con negro no es igual a la de espacios pintados con otros colores. Se debe tener en cuenta varios aspectos para no cometer errores al decorar este tipo de salones.

Arriesgarse con la pintura negra merece la pena. No sólo sale de lo común, sino que te permite experimentar con nuevos recursos. El brillo, las texturas y apliques metalizados son algunos de ellos.

Las paredes no deben ser totalmente negras

Cuando se disponga a decorar una sala con paredes negras, se debe tener en cuenta que las paredes no deberían tener solo negro. Lo primero que se debe hacer, es poner algún tono claro o no negro en las paredes, en forma de relieve o diseño de pared.

Para aquellos que desean decorar una sala con paredes negras de una forma refinada, pueden utilizar molduras en color blanco en la conexión de la pared con el techo y el suelo, o poner molduras que cubran la mitad de la pared.

Los diseños en blanco sobre estas paredes, es otra forma más económica de decorarlas adecuadamente.

Muebles claros

Los muebles son esenciales para decorar una sala con paredes negras. Al igual que con las molduras y los diseños de pared, los muebles deben venir en tonos claros, para que no eliminen la luz de la habitación.

Cuando se decorar una sala con paredes negras y muebles claros, estos últimos logran obtener un protagonismo. Cuando las personas ingresan en la habitación, lo primero que van a ver son estos muebles que pueden venir en color blanco, beige, o con tonos claros de azul o verde. Busca siempre hacer un bueno contraste con los muebles y las paredes. Lograrás darle a tu sala un toque, fuera de lo común.

También aportas color utilizando plantas sin flores, para lucir sus tonos verdes. Así lograrás una apariencia vivaz y elegante. El fondo negro de tus paredes hará un contraste interesante con las plantas.

Haz que tu creatividad sea la real protagonista de este nuevo experimento.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + cinco =