Cómo crear el ambiente ideal para estudiar

Cómo crear el ambiente ideal para estudiar

Muchas veces estamos en disposición de estudiar, pero todo lo que nos rodea no nos deja hacerlo. Si lo hacemos en la universidad o preparatoria tenemos muchas distracciones a nuestro alrededor, como música, sonidos, amigos, gritos o conversaciones interesantes que nos evitan la concentración. Y para un buen rendimiento, es necesario crear el ambiente ideal para estudiar.

En casa, sucede que estamos expuesto a situaciones similares, como música de nuestros hermanos, conversaciones con nuestros padres o simplemente la comodidad de nuestro espacio nos altera los sentidos, evitando que estudiemos con buen ritmo y haciendo lo que mejor saben las personas actualmente: procrastinar.

Cómo crear el ambiente ideal para estudiar 3

Esa palabra significa postergar lo que debes hacer cuando lo debes hacer. Se ha vuelto algo muy común en los últimos tiempos y debe ser nuestro principal némesis a la hora de estudiar. Y para ello debemos crear el ambiente ideal.

Conoce tus propios hábitos y patrones

En primer lugar se debe decidir dónde se es más productivo. Si es en la universidad, se debe buscar una biblioteca o un espacio silencioso donde tomes la determinación de estudiar con buen ritmo. Si es en casa, se debe conversar con los que viven contigo la hora y el momento en que lo quieres hacer para que colaboren contigo y no te interrumpan hasta que dicha hora se haya acabado.

Puedes agregar música a los estudios si eres de los que no puede estudiar en ambientes silenciosos. Un consejo es que optes por la música instrumental. Puede ser jazz, clásica, electrónica, pero siempre con ausencia de letras cantadas o habladas, ya que puedes correr el riesgo de comenzar a cantar y olvidarte de estudiar.

Cómo crear el ambiente ideal para estudiar 2

La silla antes que la cama o el sofá

Hay algo importante que definir en este instante: cuando vayas a estudiar, no lo hagas en la cama o en el sofá, porque tu mente asociará estos muebles con comodidad y te dispersarás de inmediato. Lo más indicado es que tengas un escritorio de estudio o en la sala del comedor, o en tu habitación. Tiene que ser un lugar en donde estés incorporado y activo en todo momento. No asumas que tu cama te ayudará a concentrarte, por más que te rodeen tus libros. Debes educar a tu mente para estudiar y la mejor manera de hacerlo es adoptando la postura idónea para eso.

Por último establece un horario para estudiar y otro para distraerte. Puede ser que estudies en la tarde y veas películas en la noche, o al revés. Asegúrate de que sea una rutina inquebrantable, ya que de lo contrario abandonarás muy fácilmente el estudio para distraerte. Y eso no es lo que buscas.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + uno =