¿Cómo ser más carismático?

¿Cómo ser más carismático?

El carisma es una de las cualidades más apreciadas por las personas. Esto se debe a que convierte al carismático en un imán, un atrayente por sí mismo de personas. Si bien puede parecer algo innato, ser más carismático se puede aprender.carisma 1

En lo referente al cuerpo

Los factores físicos son determinantes en el proceso de ser más carismático. En ese sentido, se debe poner atención a la postura. Una posición corporal erguida, con la cabeza alta y sin encoger los hombros, es sinónimo de confianza. La confianza, por supuesto, es uno de los principales componentes del carisma.

Tan importante como la postura es el vestuario. Ser más carismático pasa por ser agradable y atractivo a los demás, y esto implica una vestimenta particular. No se trata tanto de estar a la moda. En todo caso, se trata de desarrollar un estilo particular, propio y único, que a la vez sea agradable estéticamente.carisma 2

Al comenzar a hablar

La diferencia entre verse carismático y serlo está en la forma de hablar. Para ser más carismático se debe emplear un tono de voz natural, que transmita confianza. El ritmo debe ser constante y cada palabra debe tener su lugar. Evitar a toda costa hablar rápido o atropellado es clave para ser más carismático.

Aparte de mantener un ritmo y tonalidad constante, lo que dices debe ser inteligente. Preocúpate por enterarte de los temas de actualidad y desarrollar una opinión sensata al respecto. Ser más carismático implica en cierta forma empatía. Por esta razón, evita interrumpir a tu interlocutor y muéstrate amable, aunque difieras de su postura.

Por último, resumir esencialmente qué hace alguien carismático es complicado. Se trata de mantener la calma, transmitir confianza y mostrarse seguro de sí mismo. Hacer contacto visual y adoptar gestos tranquilos es fundamental si se busca ser más carismático.carisma 3

Para ser más carismático puedes comenzar con practicar algunas conversaciones frente al espejo. Esto te ayudará a medir tu tono de voz y a evaluar tus posturas. Así podrás identificar tus puntos débiles y qué cosas podrías mejorar.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + 2 =