Cómo hacer una brújula

Cómo hacer una brújula

La necesidad de saber en dónde está el norte y el sur, el este y el oeste, ¿por donde va a salir el sol?, ¿qué camino lleva al norte? y ¿cuál al sur? Eso es muy importante, de ahí que artefactos como la brújula sean primordiales en la mochila, los aventureros o de cualquier mochilero, y dado el caso de que este decida hacerla el mismo. Tenemos la siguiente propuesta, que puede ser muy útil para la supervivencia de la especie.

Materiales

Se van a necesitar:

  • Unas tijeras.
  • Un palito de chupeta.
  • Dos marcadores permanentes que sean uno rojo y uno negro.
  • Un tarro de cristal bajito.
  • Un imán que puede ser de los normales o recomendable que sea de neodimio.
  • Un corcho.
  • Una lata de embutido.
  • Cuter o exacto.
  • Pistola de silicona caliente.

Los pasos empiezan por quitar la tapa a la lata de conserva, medirla adentro de la tapa del frasco. Debe quedar cómodamente adentro, y se corta la forma de un rombo en el centro de la tapa más pequeña. Este rombo se pinta una mitad negra y otra roja, el norte irá de rojo y el sur de negro.

Cómo hacer una brújula

Muy importante que el aluminio esté imantado

Luego de tener esto, el siguiente paso es cortar el palito de la chupeta del alto del frasco de vidrio. El palito se pega en el centro de la tapa, a continuación, a la tapa de corcho se le debe cortar una porción del final. De modo que quede un redondo delgado del corcho y se le abrirá un hueco en el centro, del mismo modo a aluminio de la flecha, para que puedan pasar por el palito de la chupeta. Seguidamente estas dos piezas se unen y sigue el paso de imantar el aluminio. Esto consiste en pasar repetidas veces el imán frente al aluminio, esto siempre en la misma dirección y se comprueba vertiendo un poco de agua en un vaso y colocando encima el corcho con la flecha. A este punto ya debe una de sus puntas apuntar al norte.

Finalmente, ensamblamos uniendo todas las piezas cuidando que al colocar la pieza del corcho en el palito lo que quede haciendo contacto sea el corcho con la tapa. Ya, por último, se vierte agua en el frasco hasta la mitad y se le pone la tapa cerrando muy bien. Así queda lista la brújula casera para sobrevivir en la montaña o en una excursión.

Cómo hacer una brújula

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cuatro =