Cómo hacer un volantín o cometa

Un juguete tradicional en muchos países es el divertido volantín, cometa o papagayo. Se hace con un armazón de madera ligera y papel cebolla o papel chino (conocido también como papel de seda), pero no todo el mundo entiende cómo hacer un volantín. Así que dejaremos estos pasos a seguir para facilitarles el trabajo y que le puedan brindar a los niños una linda cometa, una estrella o un hermoso volantín pentagonal.

Cómo hacer un volantín o cometa

Estos son los materiales para hacer un volantín

Necesitamos una vara ligera de madera, la que más se usa se le llama verada, pero cualquier tallo seco que pueda abrirse por el centro y formar capas planas servirá. Necesitamos hilo grueso (pabilo) y trozos de tela cortados a modo cinta para hacerle la cola o timón.

Cómo hacer un volantín o cometa

Primero vamos a la mesa de diseño. Trazamos la forma que deseamos que tenga y entonces procedemos a cortar las maderitas, las cuales ataremos por el centro. Este será el esqueleto únicamente, usamos pabilo o hilo grueso liviano para unirlas y todos sus lados deben quedar del mismo tamaño. Para unirlos, pasaremos el hilo de una punta a otra, hasta formar la figura geométrica y completar el armazón.

Ahora vamos a pegar el papel, que será lo que haga el efecto de vela, capturando las ráfagas de viento que lo harán volar. Extendemos los cortes de papel del color seleccionado, dejando un pequeño sobrante que deberá bastar para formar un borde, el cual pegaremos en forma de pestaña con pega escolar. Dejaremos que seque completamente y luego vamos a diseñar el timón de hilo.

Cómo hacer un volantín o cometa

Como hacer un volantín, los frenos o timón

Tomamos las puntas superiores del volantín, primero desde el vértice central y medimos con el hilo hasta el centro donde se unen las varas. Luego, esa misma medida de hilo debe extenderse desde los laterales hasta el centro, un hilo de cada lado. Pero en lugar de atarlos al centro del papagayo, procedemos a atar los tres hilos alejados del armazón, formándose así una especie de pirámide de hilo, de la cual se amarra la cuerda con la cual halaremos el volantín desde tierra para elevarlo.

Por último, hacemos el mismo procedimiento de medición para hacer un volantín, pero desde los extremos de abajo. Un hilo de cada lado debe llegar hasta el centro, luego se atan esos dos y desde el punto medio se amarra la larga cola de tela, que no debe ser muy pesada ni muy liviana para que el volantín tome altura.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 13 =