Cómo hacer un tendedero

Si no se cuenta con una secadora de ropa, se necesita colocarla al aire libre o expuesta al sol para que seque después del lavado. Pero si vivimos en un espacio cerrado, con poca ventilación, esto puede ser un gran problema. No obstante, si sabemos cómo hacer un tendedero, tendremos el problema resuelto, todo está en la ubicación y en el espacio que dispongamos para colgar la ropa.

Cómo hacer un tendedero

Cómo hacer un tendedero con alambre

Tomaremos las medidas del espacio donde pretendemos guindar las prendas luego del lavado, usaremos una cinta métrica y cortaremos alambre al doble de la medición más 10 cm adicionales.

Doblaremos el alambre y lo entorchamos para hacer una cuerda gruesa. Ahora tomamos un martillo y un par de clavos y en cada extremo los fijamos con cuidado a la pared. Dejando una parte de éste hacia fuera para enrollar el alambre, en razón de 3 cm enroscados al clavo, amarraremos este alambre y tendremos una cuerda donde colocar la ropa. Mientras más gruesa se haga, menos marca dejará en la prenda una vez seca.

Cómo hacer un tendedero

Cómo hacer un tendedero con cuerdas y poleas

Si queremos usar un espacio vacío del edificio, necesitamos instalar un tendedero de lado a lado de las ventanas, pero con un juego de poleas para arrastrar las cuerdas desde cualquiera de las ventanas sin riesgo. Instalamos las poleas primero, ahora pasamos la cuerda por una de ellas y le atamos un objeto pesado en el otro extremo.

Cómo hacer un tendedero

Lo lanzamos hacia la otra ventana, vamos al otro lado y pasamos la cuerda por la otra polea, hacemos un nudo para que quede cerrado como una cadena de bicicleta. Ahora podemos arrastrar la cuerda a medida que fijamos las prendas a ella con pinzas y así aprovechamos ese espacio vacío donde corre aire para que seque la ropa recién lavada.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cinco =