Cómo hacer suero casero

Cómo hacer suero casero

El suero por vía oral es sumamente necesario cuando se presentan padecimientos estomacales, que pueden incluir tanto diarrea como nauseas. Por eso en este articulo te mostraremos cómo hacer tu propio suero casero, lo cual no solo te evita el gasto de ese dinero, sino además la búsqueda constante de un producto que puedes realizar por tu cuenta sin mucho trabajo.

El suero es bueno porque evita la deshidratación, que es a la larga realmente lo más peligroso en caso de algún padecimiento. Pues en caso de no ser atendida a tiempo y de forma correcta, puede ocasionar la muerte.

El suero oral no tiene por qué estar falto de sabor. En esta receta hablaremos de cómo hacer suero de zanahoria. Tiene pocos ingredientes y realmente es muy sencilla de hacer. No requiere más que unos minutos de preparación y le dará a la persona que padece el virus la hidratación que requiere para mejorar y sentirse bien.

Cómo hacer suero casero 1

Ingredientes

  • Una zanahoria mediana.
  • 2 cucharadas de sal.
  • 2 cucharadas de azúcar, miel o panela.
  • Una pisca de bicarbonato de sodio.
  • Un litro de agua hervida o destilada, si tienes premura puedes utilizar un litro de agua convencional.

Preparación

Hierve el agua con la zanahoria rallada. Dejamos reposar hasta que tome la temperatura ambiente. Acto seguido colamos y entonces incorporamos el azúcar, la sal y el bicarbonato de sodio. Si no deseas agregar zanahorias es más sencillo, pues solo se incorporan los demás ingredientes  y ya se encuentra listo para ser consumido. Pero la falta de la zanahoria le quita un sabor que puede resultar más agradable al paladar.

Lo ideal es que esto ayude a “hacer estómago”. No dudes en hacerlo si lo necesitas, te sacará de apuros sin demora y te dará más tiempo para acudir al médico. Este remedio casero es bueno cuando no se toleran los preparados comerciales. También para los cuadros de deshidratación no tienes acceso al suero comercial. Además, tiene buen sabor.

Cómo hacer suero casero 2

El preparado se conserva en el refrigerador. Debe ser consumido en las 24 horas siguientes a su preparación. Si necesitas más y ya pasaron las 24 horas, hay que prepararlo de nuevo. Existen otros hidratantes muy efectivos, como por ejemplo el agua de coco, algunos tés y jugos de vegetales o frutas.

Esta receta es sumamente efectiva para evitar que nos afecten enfermedades como la chikungunya, el zika y el dengue. Debes recordar sin embargo, que estas son ayudas caseras, y hay que visitar al médico para un tratamiento profesional.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 8 =