¿Cómo hacer mantequilla casera?

¿Cómo hacer mantequilla casera?
Valor este articulo

¿Cómo hacer mantequilla casera?

La mantequilla es realmente deliciosa y prepararla tú mismo es mejor aún. Poder hacer tu propia mantequilla casera te permitirá experimentar con texturas en una receta realmente sencilla y que puedes personalizar a tu gusto.

MANTEQUILLA1 MANTEQUILLA2 MANTEQUILLA3

Si fuiste de compras al supermercado y olvidaste comprar una mantequilla o simplemente no te gustan las mantequillas disponibles en el supermercado, lo único que necesitarás será 2 ingredientes fáciles de encontrar con los que podrás hacer mantequilla casera.

La mantequilla casera puede ser utilizada en diferentes recetas y lo mejor de todo es que el sabor que esta tenga dependerá solo de ti. Toma nota de esta fácil receta.

Ingredientes necesarios

Hacer tu propia mantequilla casera es un proceso muy sencillo de hacer. Solo necesitas 2 ingredientes para hacer mantequilla casera. Toma nota de lo que vas a necesitar para hacer tu mantequilla casera y untar a lo que desees.

MANTEQUILLA3

Necesitas:

  • Crema de leche
  • Sal

Método de preparación

El método de preparación de la mantequilla casera es muy fácil. El procedimiento inicia con tomar un recipiente y colocar la cantidad que necesitas de mantequilla en crema de leche.

A continuación lo que debes hacer es remover la mezcla de manera constante por al menos 15 minutos pues esto hará que la crema de leche pueda tomar una textura espesa. No te sorprendas pase lo que pase, la misma cambiará su textura al revolverla. Una vez esto suceda déjala reposar unos 5 minutos.

MANTEQUILLA2

Ahora agrega la sal dependiendo de tu preferencia y la cantidad de crema de leche que intentas convertir en mantequilla. Ve probando mientras echas la sal para asegurarte de su sabor. Luego empieza a remover nuevamente mientras la mezcla cambia de color a amarillo. Esto sucede por la reacción con la sal, así que no hay de qué preocuparse.

Al mismo tiempo que bates la mezcla, esta irá liberando un suero blando natural que es comestible y puedes incluso guardar para hacer otras cosas pues no es necesaria para la mantequilla. No dejes de revolver hasta que la mezcla esté compacta y se haya separado completamente del suero.

Una vez logrado esto debes colocarlo en un colador para dejar salir lo innecesario de la mezcla (el suero). Vuelve a colocarlo en el envase y agrega, si así lo deseas, ajo o cualquier tipo de especia para darle tu toque personal. Si así hiciste remueve para que quede uniforme la mantequilla y guárdala en la nevera. Listo, ahora solo basta utilizarla en las recetas que desees.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + dos =