Cómo cerrar los poros de la piel

Cómo cerrar los poros de la piel
Valor este articulo

Cómo cerrar los poros de la piel

Los poros abiertos son muy comunes. De hecho pocas personas no padecen de poros abiertos en alguna zona del rostro. Mantener los poros abiertos puede generar acumulación de impurezas que, a corto plazo, impulsan la aparición de  imperfecciones en el rostro. Cuando logras cerrar los poros de la piel se obtiene una piel hermosa y atractiva.

Particularmente para cerrar los poros de la piel no tienes que someterte a tratamientos costosos. Claro está, todo depende de la gravedad del asunto. Sin embargo, en casos simples es posible utilizar algunas recetas caseras. Aquí te dejamos entonces algunos consejos para cerrar los poros de la piel.

Cómo cerrar los poros de la piel

Los cuidados diarios

Así como tienes una rutina de alimentación y ejercicio, es importante tener una rutina de cuidado para la piel. Lo primero a tener en cuenta es una exfoliación de la piel por lo menos una vez a la semana. Esto permite la eliminación de las células muertas y agentes externos que puedan obstruir los poros.

Durante la rutina debes considerar realizar baños de vapor una vez a la semana. Te  permiten abrir los poros y eliminar todas las impurezas. Puedes colocar una olla con agua a hervir y cuando comience su ebullición, apaga el fuego. Acércate cubriendo la cabeza con una toalla de manera que el rostro absorba calor. Luego enjuaga con agua tibia.

Aprovechando que los poros están abiertos después del baño de vapor, es aconsejable colocar una mascarilla. Es preferible se utilice una de arcilla porque perfecta para absorber la grasa y reducir el tamaño de los poros.

Cómo cerrar los poros de la piel

Trucos caseros

Entre los trucos caseros que hay para cerrar los poros de la piel, se encuentra la clara de huevo. Esta permite tonificar la piel y cierra los poros poco a poco. Para ello solo necesitas batir una clara de huevo y colocar sobre el rostro una pequeña capa que debes dejar actuar por unos 20 minutos. Después debes enjuagar con agua tibia. Esta mascarilla puedes repetirla 3 veces a la semana.

El zumo de naranjas es perfecto por su contenido de ácido nítrico que, al entrar en contacto con la piel, actúa como un exfoliante natural. Para esto se debe exprimir unas naranjas y mojar un algodón con el zumo, este debe aplicarse sobre la piel, dejar actuar por 5 minutos y enjuagar con agua tibia. Es importante que esta mascarilla no se utilice durante el día, al menos que no tenga que salir. La combinación del sol y el cítrico puede ocasionar manchas en la piel.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 20 =