Cómo hacer una crema para masajes casera

Cómo hacer una crema para masajes casera

Los masajes en el cuerpo son usados por muchos motivos, desde aliviar dolores hasta sentir placer. En el caso de los masajes relajantes, tiene como fin conseguir un estado armónico del cuerpo. Se usa para aliviar el estrés y la presión, generando que la persona se sienta mucho mejor. Para estos masajes se usan cremas y aceites que puedes comprar en farmacias o estéticas. Pero también puedes hacer tu crema para masajes casera sin ningún problema.

cream-194126_960_720

Materiales para realizar la crema para masajes casera

Para ello simplemente necesitas una crema neutra que sea ligera y de fácil penetración en la piel. Preferiblemente sin perfume, aunque puedes usarla con olor siempre y cuando no sea demasiado fuerte.

A parte necesitaras un aceite esencial del aroma de tu preferencia. Cada aceite tiene propiedades en particular, por lo tanto puedes elegir el que mejor se adapte a tus necesidades. Puedes comprarlos o incluso hacerlos en casa para aprovechar mejor sus beneficios.

sunblock-1461397_960_720

Crema para masajes de lavanda

La lavanda puede ser un gran antiinflamatorio, por lo tanto si tienes algunas dolencias en el cuerpo este aceite es ideal. Puede relajar los músculos rápidamente y equilibra el sistema nervioso.

Lo primero que necesitas para preparar la crema es primero tener el aceite de lavanda. Para ello en un recipiente coloca aceite vegetal de germen de trigo, luego añade flores y hojas de lavanda, preferiblemente frescas. Tapa y deja reposar por 15 días. Después cuela, toma los restos de lavanda pasa por un mortero y añade al aceite.

Toma un pote de crema de uno 50 gramos y añade al menos 12 gotas de aceite de lavanda. Mezcla bien hasta que se integre por completo y listo ya tienes tu crema para masajes de lavanda.

img_32791_ins_3715232_600

Crema para masajes de romero

En el caso del romero, este funciona muy bien para los dolores musculares y óseos. Pero sus propiedades de aromaterapia también aplican en problemas emocionales y neurológicos.

La crema se prepara de manera similar al anterior. Se toma aceite vegetal de germen de trigo se coloca el romero, incluyendo la flor y se deja reposar por 15 días. Se retiran los restos de romero, se colocan en un mortero y se introducen de nuevo en el aceite. Luego a 50 gramos de crema se agregan 15 gotas de aceite de romero y se mezcla muy bien. Listo ya tienes una crema para masajes casera de romero.