Cómo jugar dominó

Cómo jugar dominó

El juego de domino es un juego de mesa que puede verse como una extensión de lo que son los dados, aunque se supone su origen es oriental y muy antiguo, no parece que en la forma que es conocido hoy en día se haya visto mucho en los países europeos.

¿Qué necesitas y cómo inicias?

Para jugar domino se requieren de 28 fichas rectangulares cada una de ellas se encuentran divididas en 2 dentro de la misma ficha, en donde aparece una cifra del 0 al 6, las cifras poseen todas las confinaciones posibles dentro de lo que son esos números, este juego se puede jugar de 2,3,4 personas o por parejas.

Cómo jugar dominó 1

El juego se acaba cuando la persona o pareja en cuestión alcanza la puntuación máxima de las fichas que se encuentran en la mesa. Cada jugador antes de comenzar a jugar tiene que tomar un total de 7 fichas. Anteriormente estas fueron revueltas para que los jugadores tomen fichas variadas y no iguales a la de una jugada anterior.

Comienza el juego la persona que tenga la ficha doble con la denominación más alta. Si están jugando cuatro personas, debe salir quien tenga el doble 6. En caso de no tener dobles, saca la persona que tenga la ficha con la denominación más alta.

Es entonces cuando se harán turnos para jugar, siguiendo el orden inverso que imponen las manecillas del reloj. El jugador que comienza  lleva la mano, lo que quiere decir que esta persona o pareja en cuestión lleva una ventaja con respecto a los demás en el juego.

Cómo jugar dominó 3

Turnos y movimientos

En cada uno de los turnos correspondientes los jugadores colocarán las piezas en cada uno de los extremos abiertos. El extremo en que se coloca la ficha queda a decisión propia de cada jugador. Esta decisión se toma dependiendo de cómo se va desarrollando el juego. Las fichas dobles se ponen de forma transversal para facilitar su ubicación.

Una vez que el jugador ha colocado la ficha donde quiere, termina su turno y pasa el siguiente jugador. Si el jugador en su turno no cuenta con fichas compatibles para jugar debe tomar del pozo que quedó al empezar a jugar. Y en caso de no contar con el mismo debe dar paso al turno del siguiente jugador hasta que alguna de sus fichas resulte compatible con la que se encuentra en la mesa.

La partida se termina cuando una persona o pareja alcanza los puntos necesarios para salir vencedor.