Cómo preparar ricos helados para perros

Cómo preparar ricos helados para perros

Tal vez parezca algo fuera de lugar, pero no es así. Los perros pueden darse un gusto con una rica merienda. Y para ello puedes preparar ricos helados para consentirles. Así como tú te das un gusto con algo agradable de vez en cuando, tu perro también lo necesita.

Especialmente en las épocas de mucho calor, nada mejor que refrescarles con un super helado. Se trata de una golosina deliciosa. Y el gesto te lo agradecerá. Aunque prepárate porque seguramente te pedirá un poco más.

Al elegir los ingredientes toma en cuenta los que favorecen a tu mascota. Aquellos que le producen alergias u otra reacción, mejor evítalos. También puedes sustituirlos por el que le siente bien.

Cómo preparar ricos helados para perros

Materiales requeridos para realizar un rico helado para perros

  • Un recipiente para hacer el helado. Sirven vasos plásticos.
  • Snacks para perros en forma de varilla o alargados para sostener el helado. Se los podrán comer sin problemas.
  • Batidora o licuadora.
  • Leche vegetal de arroz. No utilices leche de vaca porque les resulta difícil digerirla
  • Yogur natural sin azúcar
  • Plátano, es bueno si sufre de estreñimiento pero no exageres en cantidad.
  • Sandía, excelente para hidratar. Retira las semillas.
  • Zanahoria, excelente para fortalecer los dientes y mantener la visión saludable.
  • Melón, igual retira las semillas. Ofrecer en cantidades moderadas.

La base del helado es la fruta o verdura con de preferencia para tu perro. Puedes utilizar cualquier sustituto que consideres.

Cómo preparar ricos helados para perros

Pasos a seguir para la preparación

Las combinaciones que te presentamos aquí son las siguientes:

  • El melón y la sandía se combinan con el yogurt. Pueden ser separadas o las dos frutas juntas. Lo ideal es cada sabor individualizado.
  • El plátano y la zanahoria se pueden combina con la leche de arroz. Igual mejor separados.

Mezcla bien con la batidora las combinaciones seleccionadas, una por una. Deben quedar bien compactados y unidos los ingredientes. Vas volcando cada mezcla en el recipiente elegido para los helados. En este punto se recomienda tomar papel vegetal para taparlos y evitar se derramen. Puedes ajustar el papel con una goma elástica. Lo que resta es abrir unos agujeros para insertar los snacks. Quedarán como la paleta de nuestros helados normales.

Lleva entonces con mucho cuidado al congelador durante todo un día o un poco más si lo consideras necesario. Para retirarlos del molde, haz un poco de calor con las manos y facilita el procedimiento. Si elegiste vasos desechables, los puedes cortar por un lado sin problemas.