Cómo jugar Monopolio

Cómo jugar Monopolio

 

El monopolio mismo tiene sus inicios en el año 1935 pero desde entonces es un juego de mesa que se ha encargado de juntar a familiares y amigos a pasar un rato distinto, este juego está lleno de diversión  y permite que la familia se aleje de la cotidianidad.

En este artículo te enseñaremos cómo jugar monopolio, para que te conviertas en el mejor jugador de este juego de mesa y no haya posibilidad de perder. Lee de manera atenta todos los pasos y reglas por cumplir para poder ganar de manera legal.

Cómo jugar Monopolio 1

¿Quieres aprender a jugar?

Lo primero a decidir es qué jugador será el banco, el mismo se encargará de administrar el dinero durante toda la partida al igual de todas las propiedades como casas u hoteles que sean propiedad del banco.

Elige una ficha, cada jugador tiene una que los va a representar durante todo el juego y en cada uno de sus movimientos en el tablero. Cada jugador empieza el juego con 1.500$ distribuidos de la siguiente manera:

  • 2 de 500
  • 4 de 100
  • 1 de 50
  • 1 de 20
  • 2 de 10
  • 1 de 5
  • 5 de 1

 

Cómo jugar Monopolio 2

Quién inicia el juego

  • Para decidir quién va primero se debe usar el dado, quien saque el número más alto, empieza. Puedes comprar propiedades, si terminas en una casilla naranja que tenga algún tipo de  inversión por el precio de la tarjeta que indica el banco.
  • Si no compras propiedades, estas se subastarán. El dueño de propiedades puede cobrar a los jugadores que se queden en las casillas que son de su propiedad.
  • Cada vez que un jugador pasa por el punto de partida, es decir ‘GO’, el banco le debe pagar 200. Toma una carta de casualidad. Estas te harán pagar o moverte a distintos espacios del tablero.
  • Puedes ir a la cárcel en cualquiera de las alternativas posibles: las tarjetas pueden indicarlo, las esquinas del tablero que también lo hacen, y podrás tirar los dados en 3 oportunidades y que te salgan hasta 3 dobles seguidos.

Cómo jugar Monopolio 3

  • Se puede salir de la cárcel tirando dobles, pagando 50 $ y  usando la tarjeta que dice “sal de la cárcel”.
  • En cualquier momento del juego los jugadores se pueden intercambiar el dinero y las propiedades. Esto siempre y cuando los mismos estén de acuerdo.
  • Puedes hipotecar las propiedades cuando no tengas suficiente dinero para pagar las deudas. Si ni siquiera hipotecando puedes pagar entonces debes declararte en bancarrota.