Las malas rachas, son prácticamente, un padecimiento del que nadie se encuentra exento. Tristeza, aburrimiento, nostalgia, ansiedad, intranquilidad y pérdida de la paz, que se mantienen en el