¿Cómo hacer una trompeta casera?

¿Cómo hacer una trompeta casera?

No hay mejor manera de invertir tiempo con tus hijos que compartir haciendo manualidades, de esta forma no solo conoces mejor a tu hijo sino que puedes estimular ciertos pasatiempos que les incrementarán sus habilidades y destrezas.

TROMPETA1

Existen muchas actividades que puedes realizar con tu hijo para elaborar manualidades, una de ellas se trata de hacer una trompeta casera. Seguro te estás preguntando cómo es posible hacer una trompeta casera, sin embargo verás en las siguientes líneas que es muy fácil aprender a hacer una trompeta casera.

Aprovechando el material de reciclaje

TROMPETA2

¿Estás disfrutando de las vacaciones y no tienes idea de qué hacer con tus niños? No te preocupes que reciclar siempre es la solución. ¿Por qué no creas una trompeta hecha solo con materiales de reciclaje? Es una idea divertida, fácil de hacer y puedes crear tu propia banda musical con los niños.

Para hacerlo necesitas:

  • Botella de plástico
  • Bolsa plástica
  • Liga
  • Tijeras

Procedimiento

El procedimiento para hacer una trompeta casera es muy fácil y tanto tú como tus hijos podrán divertirse mientras reciclan. De este modo les enseñarás a tus hijos el valor de la música y lo importante que es la reutilización de elementos.

TROMPETA3

Con la botella en mano toma la tijera y recorta por lo ancho el plástico separando la boquilla del fondo de la botella.

El corte que hagas no es por la mitad sino justo antes de la zona en que el plástico se va de manera horizontal para continuar con la forma de botella. La idea es que lo que uses parezca lo más posible a un embudo. Ahora, procede a cortar un trozo de la bolsa plástica. Una vez tengas esos dos elementos, envuelve con la bolsa la boquilla tratando de que quede bien estirado el plástico que cubre el orificio. Para sujetarlo utiliza la liga y sujeta muy fuerte el plástico para evitar que se ruede.

Con tu mano forma un orificio, como una especie de telescopio.

Coloca tu instrumento por el otro lado dejando que la boquilla toque tu pulgar y dedo índice, sin sobrepasar los dedos. Acerca tu boca para que toque tu dedo índice y el pulgar por el lado más cómodo dejando un diminuto espacio de por medio entre la boquilla y tu boca.

Una vez lograda esta posición solo debes hacer ruidos de trompeta utilizando tu voz para generar los tonos. Hecho esto habrás logrado enseñarles de reciclaje a tus hijos mientras se divierten con música.