Cómo limpiar el horno microondas

Cómo limpiar el horno microondas

Hoy en día este artefacto es casi indispensable en cualquier hogar. Cada vez son más las funciones y usos prácticos que se le atribuyen, lo que lo hace susceptible de permanecer siempre sucio. En poco tiempo y con materiales fáciles de conseguir podrás limpiar el microondas de forma fácil y rápida.

Con asignar un día a la semana para seguir esta rutina, limpiar el horno microondas será una labor menos pesada. Así podrás mantener en buen estado por más tiempo este electrodoméstico tan querido por práctico y multifuncional.

Cómo limpiar el horno microondas 3

Materiales que necesitarás para limpiar el horno microondas.

  • Una esponja o cepillo pequeño.
  • Un paño absorbente limpio, puede ser desechable o de tela.
  • Bicarbonato de sodio o vinagre.
  • Agua.
  • Detergente en polvo.
  • Medio limón.
  • Un envase de plástico resistente al microondas.

Limpieza por dentro

Para eliminar los restos de grasa o comida adheridos a las paredes, en un envase mezcla una solución de 1 ó 2 cucharadas de detergente en polvo con 1 cucharada de bicarbonato o vinagre y agua. Coloca el envase con la solución en el microondas por 1:30 min o un poco más, dependiendo de la potencia del microondas. Después de esto notarás que las manchas serán un poco más fáciles de despegar y será más sencillo limpiar el microondas.

Al terminar, saca la mezcla del microondas y utilízala para restregar con un cepillo suave o esponja las paredes del microondas. También saca con cuidado la base de vidrio que tienen los microondas, donde va la comida. Lávala y deja que se escurra y se seque antes de volver a colocarla. Luego limpia el microondas por sus alrededores.

Cómo limpiar el horno microondas 2

Las teclas, la pantalla exterior y el asa de la puerta son también el blanco principal del sucio, ya que están en permanente contacto con las manos. Para limpiar el microondas por fuera solo será necesario usar la esponja o cepillo impregnado con la mezcla anterior para restregar en las zonas que haga falta. Posteriormente se retiran los restos de jabón de todo el microondas con un paño seco o semi húmedo de fibras suaves para que no raye las zonas más delicadas.

Elimina los malos olores

Para terminar, si sientes que después de calentar comidas con olores fuertes como pescado o carnes crudas sólo necesitas de un pequeño truco con un limón para acabar con el problema en unos minutos: pica un limón por la mitad. Colócalo en el microondas y caliéntalo por 1 ó 2 minutos como máximo. Limpia los restos de jugo en el microondas para evitar manchas. ¡Y listo!