Cómo hacer un auténtico ramen de cerdo

Cómo hacer un auténtico ramen de cerdo

El ramen es un plato típico japonés, parecido a una sopa. Dependiendo de  la región su receta puede variar. Algunos lo preparan con fideos chinos de arroz, de trigo o de garbanzo. También sus acompañantes pueden ser vegetales, pollo, pescado, carne o cerdo.

Eso sí, en tu plato de ramen el caldo, los fideos y un huevo frito o hervido no pueden faltar jamás. Son los más importantes y a partir de ellos, puedes dejar volar tu imaginación para los acompañantes. Pero, en este caso, se hará un delicioso ramen de cerdo y acelgas que es, además, el más común.

Cómo hacer un auténtico ramen de cerdo 1

El caldo y los fideos van juntos

En una olla con medio litro de agua hirviendo añadimos los fideos chinos y los empiezas a cocinar. Durante la cocción añade el ajo en polvo, la salsa de soya, aceite de sésamo, sal y pimienta. Dejamos cocinar hasta que los fideos se separen y estén suaves. Esta es la forma más fácil de hacer el caldo para el ramen.

Los acompañantes

Toma la chuleta de cerdo, quítale el hueso y espolvoréale por ambos lados sal, pimienta o paprika y, si quieres, un poco de ajo. Luego, en una sartén con aceite, mantequilla o agua cocina la chuleta durante 3 a 4 minutos cada lado.

Una vez cocinada puedes glasearlas con un poco de miel le das vuelta a cada lado durante unos segundos y listo. En agua hirviendo coloca las acelgas por uno o dos minutos y luego sácalas y déjalas enfriar.

Este ramen tendrá huevo cocido encima, así que en otra olla deja hirviendo agua y agrega uno o dos huevos y deja que se cocinen. Normalmente la cocción es de 10 minutos pero puedes esperar a que la cáscara se rompa, aunque no siempre lo hace.

Cómo hacer un auténtico ramen de cerdo 3

¿Cómo emplatamos?

En Japón se come mucho por la vista, así que el emplatado del ramen es muy meticuloso. Primero agregamos el caldo en un plato hondo, luego hacemos una pequeña montaña de fideos. Colocamos a un lado las chuletas y del otro las acelgas. Finalmente colocas el huevo cocido cortado por la mitad en el centro del plato, espolvoreas un poco de pimienta y está listo para servir.

El ramen es un plato delicioso de sabores variados que puedes comer sentado en el sofá o bien abrigado mientras ves una película, y también es buen sustituto del caldo de pollo de mamá.